Los mejores artesanos: oficios con pasado que se revalorizan para el futuro

2022-05-15 00:12:20 By : Ms. Ada Kung

Eurovisión 2022 | Las reacciones a la victoria de Ucrania en Eurovisión

El cuchillero Manuel Fernández Rovira, premio a la Joven Promesa,trabajando en su taller de Albacete 

Son artesanos que conservan la memoria de oficios milenarios y los revalorizan de cara al futuro. Un experto tejedor, un maestro soplador de vidrio, una veterana lagarterana o un joven cuchillero, entre otros, son todos ellos virtuosos en su trabajo y acaban de recibir el reconocimiento a su labor de la mano del Círculo Fortuny, la principal asociación española de empresas de alta gama, que actualmente agrupa 67 socios de 12 ámbitos. La entidad ha creado el Premio Maestro Artesano para impulsar el sector y hoy se ha celebrado el acto de entrega en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid.

Foto de familia de premiados y organizadores en el acto de entrega del I Premio Artesano del Círculo Fortuny

“El artesano une lo bello a lo útil y lo útil a lo bello. En estos tiempos digitales en los que vamos a una gran velocidad que nos deshumaniza, la artesanía conserva valores esenciales. Preservarla es fundamental porque representa la cultura, la creatividad y el carácter de los pueblos y, por tanto, su memoria”, explica Fernando Caruncho, presidente de la comisión de Artesanía del Círculo Fortuny. 

Con esa idea se ha distinguido como Mejor Trayectoria a Laurentino de Cabo, tejedor de Val de San Lorenzo (León), descendiente de una saga de tejedores maragatos que ejercen desde el siglo XIX. Este artesano sigue tejiendo las mantas con la lana de oveja merina española que recibe en el taller recién esquilada para convertirla en hilo de lana. 

En la categoría de Mejor Artesano de Vanguardia ha sido elegido Luis Machi, un maestro del vidrio soplado, una de las técnicas más antiguas para elaborar vidrio. Desde 1999, Machi realiza en su taller de Albacete piezas con las diversas técnicas con vidrio en caliente: además del soplado, vidrio de Murano al soplete, fusing y termo formados con vidrio plano. Una disciplina que apenas ha sufrido cambios en más de ocho siglos. 

El maestro del vidrio soplado Luis Machi, premio al Artesano de Vanguardia

El premio a la Joven Promesa ha recaído en el cuchillero Manuel Fernández Rovira, que representa la cuarta generación de una familia de artesanos dedicados a la forja y la cuchillería artística en Albacete. Combina la tradición con la búsqueda de nuevos materiales, a veces fabricados por él mismo, con la innovación. Uno de sus encargos más destacados es el que recibió de la Casa Real: 13 lanzas forjadas por su padre y grabadas por él destinadas a la Guardia Real, para el día de la boda de los Reyes de España, Felipe y Letizia.

Para optar al premio los candidatos debían tener una experiencia de más de cinco años y ser fuente de inspiración a profesionales de su entorno. Cada uno de ellos recibirá un mentoring de seis meses de una de las marcas de Círculo Fortuny, con una formación a la carta en comunicación y marketing, finanzas, IT, I+D, legal… y una beca de 3.000 euros. Además, podrán formar parte de la asociación. El jurado lo han compuesto 13 expertos en alta artesanía, excelencia y cultura. Entre ellos, la presidenta de Círculo Fortuny, Xandra Falcó; el paisajista Fernando Caruncho y el director gerente del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Evelio Acevedo.

Pero si hay un reconocimiento especial es el llamado Premio de Honor Tesoro Viviente para tres leyendas de la alta artesanía. En primer lugar, Pepita Alía, labrandera, referente del bordado lagarterano, cuyas piezas han llegado hasta Países Bajos, Japón, varios países de América Latina o el Vaticano.

A sus 100 años, Cecilio Morales es otro de los galardonados. Prestigioso alfarero granadino, cuya familia lleva más de 30 generaciones trabajando la cerámica de Fajalauza siguiendo la tradición andalusí desde el siglo XVI. Su fábrica de cerámica y azulejos se encuentra junto a la Puerta de Fajalauza, en la parte alta del Albaicín.

Y por último, otro alfarero, Juan Martínez Villacañas, ‘Tito’ (Úbeda, 1940) que preside la Fundación Alfares y ha transmitido sus conocimientos a su hijo Juan Pablo. Premio Nacional de Artesanía en 2006 y Maestro Artesano por la Junta de Andalucía en 2011. 

Laurentino del Cabo, tejedor premiado por la mejor trayectoria

En tiempo de crisis y encarecimiento de recursos, de preocupación por el cambio climático y de desequilibrios de población que alimentan esa España vaciada, uno se pregunta por qué no retroceder unos pasos en el tiempo y revalorizar ciertos oficios.

¿Deberíamos mirar al pasado y apostar por la artesanía para hacer el futuro más sostenible? ¿Con productos de más calidad y durabilidad? Fernando Caruncho, paisajista de prestigio internacional, además de responsable de Artesanía en el Círculo Fortuny responde: "Sin duda. Hay una frase maravillosa de Petrarca que dice: ‘Para ir hacia el futuro necesitamos caminar hacia la pura realidad del pasado’. La memoria nos impulsa al futuro. Pero hay que encontrar el equilibrio entre ese pasado y las ventajas de las nuevas tecnologías. Así ha sido siempre la historia del hombre, desde la rueda hasta hoy”.

Fernando Caruncho, paisajista y presidente de la comisión de Artesanía del Círculo Fortuny

A su juicio, hay un cambio de mentalidad, la gente y las empresas valoran cada vez más el trabajo artesanal, lo que le hace pensar en un futuro interesante. “Quizá deberíamos reflexionar en relación a las nuevas generaciones, sobre si es oportuno continuar obcecados en estudiar carreras de grado superior (en Alemania solo lo estudian un 30 %), y abrir el abanico a las nuevas opciones entre las que está, para nosotros, la artesanía en primer lugar”. Es el momento en España, opina, “de dar ese salto” para que la artesanía abra una ventana que se traduzca en empleo, creatividad y cultura. No se trata solamente de una sostenibilidad económica, añade, sino de la transmisión de valores que encierra ese objeto artesano.

En palabras de Xandra Falcó, presidenta del Círculo Fortuny: “Nuestro compromiso con la excelencia es permanente, apoyando a las instituciones y marcas culturales y creativas españolas. La alta artesanía es una de nuestras señas de identidad indiscutibles. Hoy iniciamos un camino con el propósito de proteger y dar visibilidad a los maestros artesanos de excelencia, que crean objetos con su habilidad manual y técnicas centenarias, a veces en peligro de desaparición, y que representan la herencia cultural española”.

Durante el acto también se presentó el informe La Alta Artesanía en España, elaborado por KPMG y Círculo Fortuny, que analiza a fondo el sector. Algunos datos: la artesanía aporta 6.049 millones de euros (en 2019) de forma directa a la economía española y pese a su enorme capacidad de generar valor en múltiples ámbitos (empleo, fijación de población, sostenibilidad de recursos, atracción del turismo, imagen país…), su situación es vulnerable. Necesita impulso y apoyo.

Agrupa en torno a 64.000 empresas y emplea directamente alrededor de 213.000 trabajadores en España, lo que evidencia un retroceso en torno al 5% con respecto a 2015. La calidad del producto, la diversidad de oficios, el legado cultural, y la creatividad y fuerza expresiva de la artesanía española son sus principales fortalezas.   

© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.